Se busca traductor para hablar con seres de otro planeta

Que mal esta el trabajo, de verdad que con el 80% de paro y el 16 mandato de Rajoy cada vez vamos a peor, eso si, la gente le sigue votando, claro desde que criogeniza a sus votantes al lado de Walt Disney y solo los saca para las elecciones, tiene todo ganado. Menudo estratega esta hecho el tío.

Creo que voy a salir a buscar trabajo esta mañana a ver si encuentro algo.

Ojeando el periódico encuentro el siguiente anuncio “Se busca traductor para hablar con seres de otro planeta”

Y bueno la verdad es que a mi siempre se me han dado bien los idiomas, si se entenderme con los japoneses que son casi de otro planeta, porque no voy a poder hacerlo con un marciano.

Me presento en la empresa que dice en el anuncio, Aizon research . Resulta que el puesto consiste en visitar la colonia que esta en Titan y hacer de intermediario entre los nativos y un grupo de empresarios de la tierra que quieren perforar para sacar…bueno no se que es lo que quieren sacar petroleo, coltan, agua, no se el caso es perforar…

Al final he conseguido el puesto, engañando un poco al entrevistador eso si, pero bueno, todo el mundo lo hace no?

Lo quieres todo rápido, todo para ya, supongo que tendrán prisa para que ninguna otra empresa se les adelante, espero que sean igual de rápidos para pagar porque con la compra de un par de diccionarios y del curso de jupiteriano para torpes que me he comprado me he quedado sin un solo marco mundial (desde luego desde que Alemania controla la tierra y nos han implantado a todos su moneda no me llega para nada, ¡con lo bien que vivíamos con los euros!

Después de un viaje movidito en la nave que me ha puesto la empresa llego a la estación de Titan y allí me espera Cracg an Craine, un nativo de Titan que trabaja para la empresa y que va a ser mi mano derecha en las negociaciones, que según me dice serán mas duras de lo que podría parecer en un principio, porque tenemos que conseguir que mas de 100 familias de nativos abandonen su hogar para que la empresa empiece la excavación.

Después de instalarme en el hotel que la compañía me ha puesto, después de comer ponerme a estudiar un poco pero como me aburro como una ostra me bajo al bar del hotel a tomar una copa, una copa que al final son dos, tres, puff no se cuantas fueron.

Lo que si se, es que al día siguiente amanecí al lado de una jupiteriana, no muy sexy y con los tentáculos desplegados, madre mía, espero que no haya hecho nada con ellos.

Salgo corriendo, no se donde estoy, y la cabeza me va a estallar, hace ya media hora que debería estar en la sede de la compañía para mi primer día de trabajo, bien empiezo…

Es que la noche de Titan me confunde y los tentáculos de sexys extraterrestres aun mas.

Después de mucho caminar llego a las oficinas 2 horas mas tarde de mi hora de entrada.

Cuando entro todos me miran extrañados, me dirijo a Cracg an Craine y al resto de los manda mases y le digo que he estado visitando la zona que tenemos que expropiar.

Siempre se me dio bien salir del paso.

Después de unas horas de algo que se podía llamar trabajo, pero que podría resumir en charla sobre los proyectos que la empresa tiene para Titan, se acaba mi jornada laboral.

Algunos de los jefes a los que parezco haber caído bien, me invitan a tomar unas copas con ellos, invitación que obviamente no puedo rechazar, primero porque son mis jefes, y segundo porque una copa no me vendría mal para quitarme esta espantosa resaca.

Vuelvo a la boragine de alcohol, vuelve la nube etilica a nublarme la mente. y..

no se como, pero vuelvo a aparecer en un cama que no es la mía esta vez junto con dos jupiterianas, creo que una es la de la noche anterior, no lo se, la verdad es que no distingo mucho a los nativos, me parecen todos iguales.

Salgo de esa casa que no conozco o puede que si, no se si es la misma de la noche anterior la verdad, y con gran resaca y gran satisfacción me dirijo tarde otra vez a mi puesto de trabajo.

¿No es maravillosa la vida en Titan?

Desde luego que si, que se despidan de mi en la tierra, que se despida de mi Rajoy y sus malditos criogenizados, prefiero sin duda a mis sexys extraterrestres con sus tentáculos extendidos.

Última hora de vida de un condenado a muerte

​Miro a mi alrededor, y sólo veo estas cuatro paredes de piedra en las que se cuela una humedad que se me cala hasta los huesos.

A través de la ventana pasan unos pequeños rayos de sol que me hacen daño a mi vista tan acostumbrada ya a la oscuridad.

Una hora, sólo una, para que todo llegue a su fin.

El griterío de la gente que se empieza a agolpar en la plaza llega hasta mis oídos.

Hace no tanto tiempo yo era una de las personas que se reunían para acontecimientos como el que ahora me ocupa.

Tiene gracia, nunca pensé verme al otro lado. Recuerdo cuando Josephine y yo veníamos a ver las ejecuciones, las veíamos emocionados porque era un acontecimiento, era algo nuevo y espectacular en nuestras sencillas vidas de granjeros. Pero todo cambió cuando ella enfermó.

Nunca fuimos ricos, pero cuando la enfermedad atacó tan virulentamente a mi querida Josephine el dinero se acabo tan rápidamente como su enfermedad avanzaba. No me quedó otra posibilidad que robar lo que podía en los mercados. Una hogaza de pan, unos huevos, si había suerte un poco de carne en salazón. Y así subsitimos un tiempo, hasta que el terrible destino de abalanzó sobre mi y me atraparon con las manos en la masa.

El juicio fue una parodia, estaba condenado de antemo, la soga me esperaba. Dos años he pasado encerrado en estas cuatro paredes esperando que me comunicarán el día de mi ejecución, creo que la peor tortura era no saber cuando iba a ser mi turno para visitar al tan temido verdugo.

Josephine ya está muerta, su enfermedad, la pobreza y la verguenza se la llevaron. Pero se que me espera en la otra vida, en esa en la que no hay sufrimiento, ni hambre, ni enfermedades.
Suena el campanario, es la hora, oigo girar herrumbrosamente la cerradura de mi celda. Dos carceleros con aire adusto se acercan a mi. Es la hora Philip me dicen.

Es la hora contesto yo con la cabeza alta. Es la hora de dejar este mundo y de volver a ver a mi amada Josephine.

Decálogo para el mal ciudadano

 

  1. Defrauda y presume de hacerlo. A ser posible con frases como, eso de pagar el IVA es de tontos, yo tengo un amigo que te lo hace mejor y en negro.
  2. Cómprate un perro y no recojas sus excrementos de la calle. Este punto es especialmente útil si las deposiciones se hacen en parques donde jueguen los niños de tus vecinos.
  3. Ten un hijo, y llévalo a los restaurantes para que griten como si fueran un cantante de ópera desquiciado. También vale que toqueteen y rompan el mobiliario urbano mientras tú los miras ensimismado.
  4. No te levantes nunca a ceder el asiento a tullidos o ancianos en el transporte público, que se fastidien y hubieran llegado antes.
  5. Cómprate una moto y úsala en los atascos haciendo zigzag entre los coches. Para este punto es importante quitarle también el silenciador a la moto.
  6. Cuando vayas en transporte público, procure poner su música en el móvil a todo volumen. Usted tiene el mejor gusto musical y debe compartirlo con el resto de la humanidad.
  7. Si oye una conversación ajena, métase entre medias, utilizando siempre la frase, cállate que no tienes ni puta idea.
  8. Cuando le llamen al móvil, hable siempre gritando, lo importante es que se le oiga bien a usted.
  9. Si le preguntan por una calle, no lo dude, usted conoce mejor el callejero de su localidad que el Google Maps. Indíquele, y si no conoce la calle, indíquele mal.
  10. Usar las papeleras no está hecho para usted, así que si tiene que tirar algún papel hágalo en el suelo. Además esto ayuda a que los pobres barrenderos tengan trabajo. Si es que no hay nada en la vida, como ser solidario.

Bienvenido a tu nuevo hogar

El día esta oscuro, las nubes cubren completamente el sol, parecen querer reflejar, como se encuentra mi alma.

Llego a la puerta, y veo unas vallas de color rojo oscuro, parecen ser de acero, bastante gruesas y desgastadas por el uso, los años y quien sabe si quizás por algo más.

Miro hacia arriba mientras se abren lentamente, y solo logro distinguir parte de un cartel que está a unos metros y en el que parece poner St. Dennis.

Al entrar me sorprendo de ver un gran jardín, casi un parque diría yo, en el que aparte de un césped muy bien cuidado, veo unos pequeños bancos de piedra en los que no parecen caber más de dos o tres personas, a los lejos tanto a la izquierda como a la derecha puedo distinguir una pista de asfalto, no sé si será así, pero tengo la sensación de que da la vuelta a todo el jardín.

Justo en medio hay una fuente, decorada con varios pequeños querubines, me recuerdan al Manneken-Pis de Bruselas, una estatua que siempre he odiado, ¿como puede ser que un niño orinando sea la figura más representativa de un país?, noto que me estoy poniendo nervioso así que dejo de mirar a los odiosos niños que escupen agua por el pito.

Sigo caminando hasta llegar a la puerta principal del recinto, al entrar veo un recibidor muy grande con un enorme escritorio en el centro y unas escaleras al fondo.

A izquierda y derecha veo dos pasillos atestados de puertas.

Me dirijo a la mesa y después de firmar multitud de papeles, me dirijo al pasillo de la izquierda, veo distintas salas que parecen ser de pruebas, puertas blancas adornadas con una pequeña ventana circular en lo alto para ver lo que sucede dentro, todo ello en un pasillo de un color verde claro, un verde que no podría describir de otra manera que…que verde hospital.

Oigo voces, gritos, sollozos, y no me gusta, vuelto a ponerme nervioso, intento asomarme por la ventana de una de las puertas pero en el último instante, decido no hacerlo.

Sigo mi ruta y acabo saliendo al mismo hall pero ahora por el lado derecho, al parecer ese pasillo es circular, aunque desde la entrada no lo parecía.

Seguidamente me dirijo hacia las escaleras, las subo y al llegar veo a la izquierda una pequeña ventana, cerrada a cal y canto con una reja que parece ser bastante consistente, en la parte superior hay un cartel que pone “dispensario”.

A la derecha, hay una puerta doble, blanca también, la empujo y entro en un receptáculo, bastante amplio, es quizás después del jardín la mayor extensión que he visto has ahora, aunque también quizás la más desoladora, en ella veo unas mesas, de color gris, alargadas, en cada una de ellas podrían caber perfectamente unas cinco o seis personas.

Al fondo veo una pequeña televisión encendida pero sin volumen y justo debajo de ella una ventana, está más grande que la anterior, aunque también cerrada y amparada por unas gruesas y consistentes rejas.

A pesar de ser un espacio tan grande, hay algo que me resulta increíblemente angustiosos en esta sala, no puedo volver a sentir esa sensación mezcla de rabia y ansiedad que no deja de atenazarme desde que estoy aquí, así que salgo rápidamente de dicha estancia.

Volviendo a las escaleras, por las que he subido anteriormente, veo que de frente hay un angosto pasillo, y decido adentrarme en él.

Veo muchas puertas a izquierda y derecha, esta vez sin ninguna ventana, pero con un numero en la parte superior de la puerta.

1,2,3,4 así hasta el 39, allí me paro aunque el pasillo sigue aún más, y entro en la habitación, veo unas paredes acolchadas, algo sucias, un W.C., una pequeña mesa de un material que parece ser plástico, junto con dos pequeñas sillas, y dos literas. En la de la parte de arriba veo a un individuo bastante grueso, calvo y con barba poblada, el tipo está roncando sonoramente, le cae un hilillo de saliva bastante desagradable de la boca.

Veo que hay una ventana muy pequeña, casi diminuta diría yo, con tres rejas que la cubren, me asomo y no veo casi nada, solo un pequeño trozo del jardín porque el que hace breves instantes estaba paseando.

El habitáculo tiene algo reconfortante para mí, no sabría decir lo que es, pero noto que es así, por primera vez desde que empezó mi visita noto que la calma y el sosiego me invaden.

Me giro para salir de esta habitación, y enfrente mío veo a dos individuos, una mujer y un hombre, no entiendo cuando han llegado ni que hacen ahí, la mujer, bien vestida, y peinada, tiene un rostro que me resulta levemente familiar aunque no sé de qué, su mirada transmite algo parecido a la pena, no entiendo porque.

El otro, el hombre, tiene pinta de enfermero, es alto, delgado, bien parecido, su mirada no refleja ninguna emoción significativa.

Veo que la mujer se da la vuelta, el hombre me mira a los ojos mientras cierra la puerta diciéndome, bienvenido a su nuevo hogar señor Harris, va a pasar con nosotros, mucho tiempo.

Ghost in the Shell 

​Allá por los 90 descubrí un manga que me marcó mucho, su imagen de una oscuridad distopica con tintes de la filosofía budista y reflexiones sobre la evolución del ser humano y de las inteligencias artificiales me llegó muy adentro. 

Después vino esa maravillosa película de anime en la que a pesar de dejarse muchas cosas en el tintero sobretodo a la hora de hablar de un personaje tan complicado y con tantas aristas como la teniente Kusanagi, si nos ponía en pantalla el oscuro y filosófico universo creado por Masamune Shirow.

Ahora llega la película de imagen real y tengo sentimientos encontrados aubque veo que respeta la estetica de la pelicula original, del trailer no deduzco que traten de verdad los temas de Ghost in the Shell…tiene toda la pinta de peli de acción palomitera con un par de reflexiones insulsas sobre lo personal para que todo el mundo pueda sentirse super profundo y super listo y mostrar escenas con mucho fanservice pero que a ver como va despues…, no he visto nada de la red, ni de la falacia de lo real, la identidad en un futuro distópico,  la imagen estática que invita a la reflexión y demasiado colorido, encuentro demasiada luz y colorido en el ambiente en comparación con la idea que se pretende transmitir y que bien hacía la película original, que por lo general es oscura y de luces tenues…etc etc etc. es más por el trailer parece la tipica peli que no para quieta porque teme perder tu atención si lo hace… 

No se, yo era de las personas que tenía muchas ganas y muchas esperanzas desde que se enteró de que la estaban haciendo, pero este primer trailer me ha dejado muy frío.
TRAILER: