Vida y sentimiento

​La melancolía 

es para mi 

uno de los sentimientos 

más puros 

del alma humana. 

Creo que siempre 

está ahí anidado 

en nuestro interior. 

Y aunque a veces 

no sea visible 

o ni siquiera la percibimos, 

siempre esta 

dentro de nosotros.

Pero no sólo ella, 

el amor, 

la alegría 

o la pena también. 

Creo que al final 

lo que realmente somos 

es sentimiento y memoria. 

No seríamos lo que somos 

sin sentir 

y sentimos 

porque recordamos. 

Y recordamos 

porque hemos vivido. 

Vivir, 

recordar 

y sentir, 

en eso se basa la existencia, 

al menos para mi.

​ARTE Y MIERDA O EL ARTE DE LA MIERDA.

Jajajajajaja vaya añito de tropelías para la literatura, de verdad. 
Nobel a Bob Dylan  (que tiene de escritor lo que yo de gigolo, lo intenta pero hay que ver, que no se dejan) y ahora la farsa del Planeta para Dolores Redondo, no espera menos de una basura de tal calibre. 

Y toda esta MIERDA me lleva a pensar en que cuando la sucia industria pone sus manos enfangadas en el.arte siempre lo corrompe, lo hizo con el.cine para convertirlo en basura pseudo consumista de superhéroes. Lo hizo con la música y esos grupos prefabricados de una sólo canción, y ahora le toca a la literatura. Pero ¿sabéis que? Para mi la culpa la tenéis vosotros y vosotras por entretener vuestro cerebro con basura de una calidad cercana a Salvame y pensar que  os estáis culturizando.

Pero decirme, si no comeis mierda, ni os duchais con mierda, ¿Porqué la metéis en vuestro cerebro y os quedáis tan contentos?

LO QUE PASA EN LAS VEGAS, SE QUEDA EN LAS VEGAS.

No entendía que podía haber pasado. Estaba segura de no haberme equivocado a la hora de seguir el camino en dirección a casa. Que demonios, era imposible equivocarse, si era una maldita línea recta, ni el más torpe de los conductores podría haberse equivocado.

Pero así parecía, ni una luz, ni un coche, ni una farola, ni siquiera una señal. Era muy extraño.

Definitivamente decidí seguir adelante al menos hasta encontrar un cambio de sentido y dar la vuelta. Después de una media hora larga en la que esta línea recta que era la carretera no se acababa y no tenía visos de hacerlo, observe a lo lejos un cartel que ponía Las Vegas 3 km, ¿Cómo? Esto tiene que ser una broma, hace menos de dos horas salía de un chalet en Pozuelo ¿y ahora estoy en Las Vegas? Y sin cruzar el océano…definitivamente es una broma o nos han construido al final Eurovegas y no nos hemos dado ni cuenta.


Pero no, sigo adelante y de repente veo las luces de neón, el ruido, los coches. Eso si, ni una sola persona por la calle, sólo el personal de los casinos.

Esto será algún parque temático de esos que estaban tan de moda hace unos años, y seguro que están cerrando o algo parecido, acerté a imaginar, para buscar una explicación lógica a tan extraña situación.

Paré el coche, y me acerqué al primer empleado que vi apostado en la puerta del Casino más cercano y le expliqué mi situación.
-Perdone caballero, me he perdido, me podría indicar como llegar a…
-Buenas noches señora, le esperan en el Bellagio- Fue lo único que me dijo interrumpiéndome.
-Se confunde usted, yo me he perdido, de verdad, ¿me puede indicar como llegar a Pozuelo?
-Buenas noches señora, le esperan en el Bellagio.
Fue lo único que el tipo acertó a decirme con esa voz tan neutra y profunda que casi asustaba.
Así que decidí ir al siguiente Casino y preguntar, sucedió lo mismo, y en el siguiente, y así en varios más.
Así que decidí ir directamente al Bellagio y ver que tipo de broma era esta.
Cuando llegue un portero con la voz igual de neutra y profunda que la de los anteriores me vio, sonrió y me dijo
-Buenas noches señora, la estábamos esperando, el director del Casino le espera en la planta 69, al salir del ascensor llamé 3 veces a la única puerta que verá. Yo no sabía lo que pasaba pero estaba como hipnotizada, así que me decidí a entrar.
El casino estaba lleno de gente, que parecían jugar muy animados y sin descanso.
Cogí el ascensor más próximo que vi y pulse el número de la planta indicada por el portero.
Cuando llegue llame a la puerta y se abrió sola.
Y un hombre trajeado, pero de aspecto muy sencillo me recibió.
-Buenas noches MariLuz, ¿sabes porque estas aquí? -me dijo.
-Uhhh, no sólo se que me he perdido con el coche y he aparecido aquí. ¿qué está pasando?
-Estas aquí, por tus pecados, todas esas personas que has asesinado sólo para tu satisfacción personal y sexual no se lo merecían. Y utilizar a tu hija de cebo no estuvo bien. Esas personas amigos y familiares a los que mataste y descuartizaste confiaban en ti.
Yo sólo me quedé mirándole de la manera más desafiante que pude, pensé.
¿qué pretende este tipo? ¿denunciarme a la policía? Podría cargármelo y salir corriendo antes de que lleguen.
-Esto no es un casino normal, aquí es tu alma de asesina la que esta en juego, aquí cada noche la apuesta será tu alma, cada noche te jugaras si tu alma pasa el día siguiente en la paz de una de nuestras habitaciones, descansando, o si tu estancia será el siguiente día en la cámara de tortura que tenemos en el sótano. Sufrirás, Mariluz, sufrirás indeciblemente, pero no tanto como hiciste sufrir a tus amigos y familiares.
Ahh y da igual lo que grites nadie te oirá, es increíble lo que se consigue con una buena insonorización ¿Verdad? Jajaja.
Yo salí corriendo aterrada mientras oía de fondo aquella risa maquiavelica. Tenía que salir de allí. Pero cuando llegue a la puerta me fue imposible abrirla. No había pomo, ni cerradura ni goznes. NADA. La puerta había dejado de existir. Gritando pedí ayuda a la gente que jugaba en las mesas pero no levantaron la cabeza de la ruleta o la mesa de Blackjack. Estaba atrapada en ese lugar, estaba condenada. Y tendría que pasar el resto de mi vida jugandome mi alma como si se una miserable ficha de 5 dólares de tratara.